Ciberseguridad

Ciberseguridad: plantándole cara a la ciberdelincuencia

¿Sabías que existe un 77% más de nuevo malware para Windows en 2014 que en 2013? O ¿que se detectaron 103.072 nuevos programas maliciosos para dispositivos móviles en tan solo el primer trimestre de 2015? O ¿que el 23.2% de las nuevas amenazas iban destinadas al robo y extorsión de dinero? Estos son algunos de los datos proporcionados por Kaspersky Lab o publicados en el informe Malware Report de G Data SecurityLabs.

En una entrada anterior hablamos sobre la importancia de la seguridad informática en las pymes (enlace). Sin embargo, se trata de una cuestión ya no solo a nivel de empresas sino de usuarios, o incluso de ciudades. Con el aumento del desarrollo de la tecnología y su amplio uso, está creciendo la ciberdelincuencia, a la creación de nuevo software malicioso (enlace) se están sumando nuevas amenazas:

  • Phishing. Envío de un correo electrónico suplantando la identidad de un banco u otra empresa, con el objetivo de conseguir las claves de la cuenta bancaria.
  • Ransom wares. Se envía un correo electrónico con un enlace, que al pulsar en él se encripta toda la información del ordenador. Posteriormente el delincuente chantajea al afectado para que pague dinero a cambio de devolver los datos.
  • Troyanos. Recepción de un mensaje de texto con capacidad de lanzar ataques contra las cuentas bancarias de las víctimas.

En 2014 el Instituto Nacional de Ciberseguridad gestionó aproximadamente 18.000 incidentes y aun así no se es consciente de la importancia de la misma, a veces simplemente por desconocimiento.

Aplicando ciberseguridad

El factor humano es el más importante en los ataques, pues son los que no conocen los riesgos de realizar determinadas acciones, además que en Internet parece que se pierde el sentido común. Por ejemplo, ¿usted le daría sus datos bancarios a un desconocido por la calle? No, entonces ¿por qué los envía en un correo electrónico de alguien a quien no conoce?

En el caso de las empresas y organismos, además deben tener:

  • Capacidad de prevención, detección, respuesta y recuperación ante una amenaza o ataque
  • Seguridad de los sistemas TIC

Cada vez son más los nuevos dispositivos y usuarios de las nuevas tecnologías, lo que conlleva un mayor flujo de datos, exposición a ataques, amenazas, intereses, etc. Por ello, es fundamental fomentar la concienciación y la cultura de ciberseguridad.

Ir arriba