E-commerce

Las plataformas de comercio electrónico, tiendas del siglo 21

Las cifras de comercio electrónico a nivel mundial han crecido considerablemente en los últimos años y España no se ha quedado ajena a este auge. Según la Asociación Española de la Economía Digital en 2015 el comercio electrónico supuso 20.000 millones de euros, un incremento del 20% respecto al año anterior. Las estadísticas ya sitúan a España como el segundo país en la lista de mercados emergentes, prueba de la relevancia que ha adquirido el e-commerce en nuestro país.

La popularidad de las tiendas online ha traído consigo un aumento de las plataformas de e-commerce disponibles. El usuario debe enfrentarse al dilema de decidir por cuál decantarse ante la gran variedad de opciones con las que se encuentra. Una selección que no debe dejarse al azar.

No existe una mejor o peor plataforma para vender online, lo que sí existe es aquella que más se adecue a las características de nuestro negocio. Antes de empezar a plantearnos qué herramienta elegir debemos definir claramente las características y funcionalidades que deseamos ofrecer a nuestros clientes. Nuestra decisión estará condicionada por aspectos como el volumen de productos de nuestra tienda, las formas de pago, los conocimientos técnicos con los que contamos o el presupuesto que estamos dispuestos a invertir en el desarrollo.

Controlar todos estos elementos es la única forma de evitar escoger una plataforma y descubrir a última hora que no ofrece lo que necesitamos. Viéndonos así obligados a empezar de cero.

¿Qué plataforma de comercio electrónico elegir?

  • Shopify (enlace): su uso es fácil y sencillo, ideal para aquellos que no quieran tener que tocar código. Además, no requiere contratar ningún hosting ya que su alojamiento es en la nube. Dirigida a pequeños negocios que están arrancando. Funciona con planes de precio mensuales. Ofrece gran variedad de plantillas pero no es posible modificar el código para añadir nuevas funcionalidades.
  • WooCommerce (enlace): realmente no es una plataforma en sí sino un plugin para sitios web realizados en WordPress. Para los que estén familiarizados con el gestor de contenidos les resultará fácil de usar. Es una opción idónea para pequeños negocios que tengan un volumen de productos reducido. Es muy versátil por ser compatible con todos los módulos disponibles en WordPress.
  • Prestashop (enlace): recomendada para proyectos pequeños y medianos e incluso grandes. Es el gestor de contenidos para comercio electrónico que más ha crecido en los últimos años. Incluye muchísimos módulos específicos, aunque no todos sus gratuitos. Pese a ser fácil de usar y que su configuración destaque por su sencillez, requiere de ciertos conocimientos técnicos. Permite integración con software externo y ERPs.
  • Magento (enlace): es la plataforma indicada para proyectos grandes y enormes con gran volumen de productos. Es la más completa y potente de las existentes, lo que convierte su configuración en más complicada. Por ello, su manejo requiere de conocimientos técnicos. Ofrece la posibilidad de crear múltiples tiendas online con un diseño personalizable. Integra muchas funcionalidades de base y dispone de módulos de pagos para extender sus características. Debe ser alojada en un servidor dedicado. Está pensada para comercios ya consolidados.

¿Estás pensando abrir una tienda online? Ahora que ya conoces las plataformas e-commerce que puedes elegir, no tengas miedo a lanzarte con tu proyecto.

Ir arriba