Roger L. Easton, inventor del GPS

Roger L. Easton, el inventor del GPS

El pasado lunes, como cada 5 de junio desde 1973, se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. La fecha fue establecida por las Naciones Unidas coincidiendo con la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Se aprovecha este día para sensibilizar y concienciar a la población de la importancia de cuidar nuestro entorno. El lema de este año es «Estoy con la naturaleza». En todos los rincones del mundo se programan actos y eventos de todo tipo, desde plantaciones de árboles a campañas de reciclaje.

Si analizamos de qué forma la tecnología ha ayudado de alguna manera al medio ambiente hay un elemento que nos viene rápidamente a la mente y es el GPS. Quizás te ha sorprendido si eres de los que únicamente vincula su uso a la asistencia en conducción. Esa es solo una de las múltiples aplicaciones que tiene. Centrándonos en aquellas relacionadas con el medio ambiente se puede utilizar para el control de especies y análisis de las costumbres migratorias, equipando a los animales con receptores GPS. También es utilizado para llevar a cabo estudios aéreos donde evaluar la flora y la fauna especialmente en zonas de difícil acceso. Además, el GPS ayuda a comprender cambios en la meteorología y permite hacer seguimiento de las mareas. Incluso, en zonas propensas a terremotos son utilizados por los especialistas para sus predicciones. No cabe duda que el GPS es un apoyo fundamental para los que dedican su vida a cuidar del medio ambiente.

Siempre es interesante conocer a quién debemos esos inventos que nos rodean, en el caso del GPS fue Roger L. Easton su principal artífice.

Roger L. Easton: vida y profesión

Roger Lee Easton nació el 30 de abril de 1921 en Craftsbury, un pequeño pueblo perteneciente al condado de Orleans. Comenzó sus estudios superiores en la Universidad de Michigan pero tan solo estuvo un semestre ya que en 1943 empezó a trabajar como físico en el Laboratorio de Investigación Naval de Estados. Aun así tuvo tiempo suficiente para conocer a la que se convertiría en su esposa.

Roger dedicó toda su vida laboral al laboratorio. En sus inicios, compatibilizó su trabajo en la división de radio con servir a la Marina de los EEUU.

En 1955 fue coautor de la propuesta presentada por el laboratorio para el proyecto Vanguard, un trabajo encargado por el Presidente Eisenhower con el que pretendían lanzar el primer satélite a órbita, y posteriormente fue parte del equipo de diseño de dicho satélite. En 1958 el Vanguard-1 fue lanzado con éxito. El equipo de Easton buscaba una forma de poder determinar la órbita del satélite, para ello diseñaron y construyeron Minitrack que constituía el primer sistema de seguimiento de satélites

Cuando los soviéticos pusieron en órbita el satélite Sputnik detectaron que existía un problema con la sincronización de la temporización de las estaciones de seguimiento. Eran incapaces de rastrearlo. Easton tuvo la idea de utilizar los relojes de alta precisión en múltiples satélites. Así nacía el sistema de Vigilancia Espacial Naval (NAVSPASUR) que se convirtió en el primer sistema de seguimiento de satélites y de cualquier tipo de objeto que orbita la Tierra.

A lo largo de su carrera, Easton continuó trabajando y desarrollando sistemas de posicionamiento y seguimiento. Sentando así las bases de lo que hoy en día conocemos como GPS.

Las patentes con las que cuenta y los múltiples premios recibidos a lo largo de su vida ponen de manifiesto la relevancia de sus contribuciones. En 2010, Roger L. Easton fue reconocido por el Salón Nacional de la Fama de los Inventores por sus logros.

Como muchos inventos a lo largo de la historia, los primeros usos del GPS fueron en el entorno militar. Transcurrirían varios años hasta que los civiles comenzaron a utilizarlo, su desarrollo ha seguido hasta la actualidad. Ya les comentamos la gran aportación que es para trabajos relacionados con el medio ambiente. Y semanas como esta en la que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente es la ocasión idónea para recordarles algo que nunca nos cansaremos de decirles: cuidemos el medio ambiente. ¡Nosotras también estamos con la naturaleza!

Ir arriba