Lata de spam

Spam o correo basura

Spam es todo aquel correo electrónico que no hemos solicitado y que por regla general, no son de nuestro interés. Suelen ser publicitarios.

No obstante, se debe tener cuidado pues muchas veces este tipo de correo electrónico lo utilizan los ciberdelincuentes para obtener información. Por ejemplo, con un supuesto cupón de descuento en algún supermercado. Este tipo de ataques se conocen como phishing, término que definimos en una publicación anterior; y cuyo objetivo es el robo de datos personales.

Actualmente, la palabra spam se relaciona con cualquier tipo de publicidad no solicitada y molesta, bien sea por mensajería instantánea, llamada telefónica o comentarios en redes, foros, etc., además del email.

Tomando medidas contra el spam

Nada asegura que no lo vayas a recibir, pero sí puedes llevar a cabo algunas acciones para protegerte, como:

  • No utilizar tu cuenta de correo electrónico personal para suscripciones, foros, redes, etc. Lo ideal es tener dos cuentas, una para este fin y otra que sea tu dirección de correo electrónico privado
  • No contestar mensajes spam
  • No cliques en ningún enlace ni imagen que incluya
  • Ignora y elimina este tipo de correos electrónicos

La historia de «spam»

Este término proviene de la expresión inglesa spiced ham, cuyo significado es «jamón condimentado». Era el alimento que consumían los soldados durante la Segunda Guerra Mundial y que posteriormente fue comercializado en latas.

En los inicios de Internet, algunos usuarios por equivocación enviaban mensajes personales a grandes grupos de personas, lo que producía molestias y pérdida de tiempo. Así que se terminó calificando a este tipo de correos no deseados como el spam que aparecía en el programa del grupo Monty Python, donde a modo de crítica o burla, en un restaurante todos sus platos llevaban spam y era imposible no poder pedirlo.

 

Ir arriba