Pantallazo de una videollamada del equipo de tinkers

Teletrabajando, que es gerundio

Resulta que hoy, 2 de junio, para los americanos es el Leave The Office Early Day, lo que viene a significar que es el día de salir pronto del trabajo. Por un lado, nos ha parecido gracioso, incluso hemos pensado «venga, nos unimos y hoy salimos antes», luego nos hemos dado cuenta de que nosotras no tenemos horarios como tal.

Por otro lado, nos ha hecho reflexionar sobre la existencia de este día, lo que hemos vivido en este último año, y el ya famoso teletrabajo. 

Leave The Office Early Day

Este día nace como incentivo para que los empleados finalicen todas sus tareas antes de lo planificado, aumentando así la eficiencia y la productividad. Desde luego existen muchísimas técnicas y estrategias para mejorar la productividad de una empresa, si esta es la mejor o la peor lo dejamos a gusto del lector. 

Durante el 2020, como bien todos sabemos, la vida, en general, cambió radicalmente, teniéndose que implantar metodologías, estrategias, técnicas, que posiblemente antes muchas empresas no se habían ni planteado; y el teletrabajo fue una de ellas.

Que sí, que ya sabemos lo que es teletrabajo

Es verdad que es un tema que a día de hoy tiene tropecientos artículos, pero como el saber no ocupa lugar y nunca está de más recordar, según el Diccionario de la Real Academia Española, teletrabajo significa:

1. m. Trabajo que se realiza desde un lugar fuera de la empresa utilizando las redes de telecomunicación para cumplir con las cargas laborales asignadas.

Diccionario de la Real Academia Española

Vamos, cumplir con tus obligaciones laborales sin tener que estar de forma presencial en las instalaciones de la empresa.

Está claro que no todos los trabajos son aptos para el teletrabajo, por ejemplo, un camarero, por mucho que quiera teletrabajar lo va a tener bastante complicado. Ni a todas las personas les gusta. Hay quien prefiere tener esa rutina de ir a un lugar de trabajo porque, por ejemplo, le permite separar claramente lo que es profesional y lo que es personal; o porque le gusta estar físicamente con sus compañeros/as.

Nosotras creemos que como mínimo para poder realizar teletrabajo se debe contar con la tecnología y una conectividad adecuada, porque desespera mucho cuando estás intentando, ya no hacer una videollamada, sino editando un documento y, o tu ordenador va a pedales, o la conexión va y viene. Además, se debe tener un puesto de trabajo óptimo, esto no significa que no puedes trabajar en el sillón, por supuesto que sí, lo que seguramente a la larga te termines cansando o haciendo daño en la espalda. No obstante, si el sillón para ti es tu puesto de trabajo óptimo, adelante, nosotras no seremos quien te digamos que no 🙂

También creemos que es importante la formación en el teletrabajo. Teletrabajar no es «nada, yo me voy a casa y lo hago desde allí cuando me cuadre», no, significa tener una disciplina individual, saber que aunque no estás viendo a tus compañeros/as no estás solo/a, etc. El año pasado se implementó de un día para otro porque no quedó más remedio, pero sería aconsejable que a la par que se implementa, se forme.

Consejos doy que para mí no tengo

Lo típico que te van a decir cuando vas a teletrabajar:

  • Limita tu jornada laboral. No es ni medio normal que estés las 24 horas trabajando.
  • Evita el aislamiento, comunícate con tu equipo. Aunque creas que no están o que puedes molestar o vete a saber que otra trabada mental te vas a plantear, son tu equipo y siempre van a estar ahí.
  • Si puedes, establece un lugar de trabajo, un entorno que te permita mantener esa diferenciación entre vida laboral y vida personal.
  • Gestiona tu tiempo. Cada persona tiene diferentes horarios, hay quien es más productivo por las noches, quien prefiere ponerse a trabajar a las 6:00, quien prefiere hacer una jornada continua, etc. Recuerda que el tiempo es oro, gestiónalo  bien.
  • Gestiona la comunicación. No siempre es necesario hablar por el chat o una videollamada, y no siempre que tu compañero/a te conteste con un simple «Ok» significa que está de mal rollo, puede ser que le hayas pillado en un mal momento. La empatía es tu mejor aliada.
  • Mantén descansos periódicos. ¿Sabes eso de ir a la máquina del café? Pues aquí igual, es bueno desconectar cada cierto tiempo.
  • Evita las distracciones. Si estás en ese momento de trabajo a tope, no estés con el WhatsApp hablando de los planes del fin de semana, si estás a tope, estás a tope.
  • No te olvides de desconectar. Vale, quizás estamos siendo un poco repetitivas, pero es importante que no estés las 24 horas trabajando.

Está claro que cada persona es un mundo, y cada trabajo también. Nosotras, emprendimos hace más de seis años, cada una trabaja desde su casa y muchas veces pecamos de no cumplir ni uno de los consejos anteriores, bueno, mentira, hay uno que siempre, siempre, siempre cumplimos y es el de la comunicación. Estamos constantemente comunicándonos. 

Con el paso de los años nos hemos ido poniendo de forma obligatoria estos consejos, porque hemos aprendido que son totalmente necesarios. Cada una los aplica como mejor le viene, eso sí. Y aunque hay épocas en las que algún que otro es difícil mantenerlo, intentamos siempre volver a ellos. Son nuestros 8 mandamientos.

En cualquier caso, para nosotras, lo importante es que cada persona, siempre que pueda, elija la forma que más le gusta o que más cómodo le resulta, ya no solo para vivir, sino también para trabajar. Repetimos, siempre que se pueda.

Ir arriba