El logo de Trax

Trax GPS: experiencia de usuario

Son varias las empresas que han lanzado al mercado GPS para mascotas (enlace) aprovechando que existe una mayor conciencia entre la población a la hora de adquirir un animal y ser responsable con sus posteriores cuidados.

En este artículo vamos a analizar el GPS Trax, el cual ha sido desarrollado por Wonder Technology Solutions en Suecia. Desde la propia página web (enlace) se puede realizar la compra del GPS siendo necesario disponer de cuenta PayPal. Al adquirir este modelo, se recibe una pack que incluye el GPS, dos fundas de protección, una de ellas para ser colocada en el collar de la mascota, y un conector USB para la carga del dispositivo.

Como primer paso se requiere cargar el GPS durante dos horas. Mientras, se puede descargar la aplicación gratuita para hacer el seguimiento de la mascota, la cual está disponible tanto para Android como para iOS.

Una vez dentro de la app, se configura el perfil de usuario y se añade el dispositivo. Se pueden tener tantos dispositivos Trax como se requieran registrados en la aplicación. Este proceso es muy sencillo, sólo hay que indicar el número de identificación y el PIN del GPS.
La app ofrece varias opciones, como definir zonas de seguridad para que si la mascota se ubica fuera de éstas se reciba una alerta. También se pueden compartir los recorridos o incluso asociar imágenes a las diferentes ubicaciones.

Para la primera vez que se usa el GPS es muy importante estar ubicado en una zona exterior. Es un proceso que puede tardar hasta 10 minutos para que encuentre una ubicación exacta. El servicio de GPS incluye las actualizaciones y soporte de manera gratuita. Reseteando el GPS se puede obtener el último firmware que esté disponible y mantenerlo siempre actualizado.

Tras varios días usando este GPS para mascotas, se puede concluir que en general, sus prestaciones cumplen con los requisitos que podríamos exigirle a un dispositivo de estas características. Sin embargo, hay dos aspectos importantes a corregir:

  • Las fundas que se adjuntan no son duraderas en el caso de que una mascota se perdiera ya que no permiten su fuerte sujeción al collar. Se basan en un soporte con pinza pudiéndose caer en caso de que por ejemplo, la mascota saliera corriendo. Incluso la propia mascota podría quitársela.
  • Existe una variación entre la posición que marca nuestro móvil y la ubicación de la mascota mediante Trax. En la imagen se muestra como el GPS Trax y el GPS interno del móvil, muestran una posición diferente (de 37 metros) cuando ambos están en el mismo punto, diferencia que dependiendo del caso podría ser importante.

En definitiva, es una opción bastante viable para aquellas mascotas que tiene cierto carácter escapista pudiendo ser útil para ubicarlas a cierta distancia y poder recuperarlas.

 

Ir arriba