El logo del centro de Macarena Álvarez

Una entrevista con Macarena Álvarez Hernández

Afortunadamente, cada vez son más las mujeres emprendedoras en Canarias. Profesionales en su sector que se han atrevido a emprender de la nada, como el caso de Macarena Álvarez Hernández, a quien hoy tenemos el gusto de entrevistar.

¡La entrevista!

U: Cuéntanos un poco de ti…

MAH: Siempre quise estudiar Logopedia por vocación, pero en ese momento, en la Universidad de La Laguna, no estaba disponible la titulación y tuve que matricularme en Psicología, para poder acceder más tarde desde ahí a Logopedia. Gracias a la gran ayuda de una profesora, Adelina Estévez Monzón, fue que me enteré de cómo acceder a Logopedia, así tras terminar mis estudios, decidí continuar estudiando pero no tenía claro si continuar en Psicología o hacer magisterio con la intención de poder acceder a una oposición para trabajar en la Consejería de Educación, pues incluso a día de hoy, los logopedas no tenemos acceso a opositar como logopedas de la Consejería si no somos Maestros.

Finalmente decidí continuar mis estudios en Psicología y combinarlos con el trabajo como logopeda. A todas estas, sin haber terminado Psicología, unas compañeras de Lanzarote me animaron a ir con ellas a Salamanca para sacar Magisterio por Audición y Lenguaje en la Escuela Luis Vives. Era semipresencial y había que viajar en viernes, pues los sábados eran las clases, exámenes…, y regresar en domingo. Ese año fue una locura, pero terminé dicha diplomatura.

Al año siguiente terminé la Licenciatura en Psicología, por lo que a día de hoy soy: Diplomada en Logopedia y en Magisterio por Audición y Lenguaje, y Licenciada en Psicología. Tengo varios expertos en la rama de Logopedia, la que realmente es mi vocación.

Actualmente tengo más de quince años de experiencia como logopeda.

U: ¿Cuáles fueron tus inicios en el mundo laboral?

MAH: Me considero una persona con bastante iniciativa y desde que estaba en 2º de Logopedia, me ofrecí voluntaria en varios centros para conocer el trabajo directo de especialistas que ya ejercían. Como Rosa Sánchez (logopeda de Irún, diplomada por la Pontífica de Salamanca), excelente profesional y mejor persona, de la que aprendí gran parte de lo necesario para poder comenzar a trabajar sabiendo al menos por dónde tirar, porque la realidad es que sales de la carrera sin tener realmente idea de cómo organizarte y qué hacer con cada paciente.

Un poco antes de terminar la carrera, el profesor Víctor Acosta (actualmente Catedrático), me llamó para ver si me interesaba entrar a formar parte del Servicio de Logopedia de la ULL, pues una de las chicas (Mapi) se iba a Gran Canaria. Por supuesto dije que sí y ahí empezó mi camino laboral como logopeda.

Con el paso del tiempo he creado mi propia empresa: Centro Logopédico y Psicomotriz Macarena Álvarez y, aparte de empresaria, también trabajo como logopeda en el Colegio Concertado Santa Rosa de Lima Madres Dominicas de La Laguna (ya 10 años).

U: ¿Con qué apoyos personal y profesional has contado?

MAH: A nivel personal siempre he contado con mi familia, especialmente con mi madre quien siempre me ha inculcado y fomentado la motivación y el interés por el estudio con el fin de ser independiente como mujer y como persona. A nivel profesional han sido muchos: empezando por Rosa Sánchez (anteriormente mencionada), Mª Carmen Rodríguez Jiménez, Francisco Díaz Cruz, Víctor Acosta y muchos otros profesores de la ULL. Especialmente quiero mencionar al mejor profesional y persona del mundo Alfonso Borragán Torre con quien me formé en patología vocal (Método Propioceptivo Elástico) y en el Método de Alto Rendimiento en Lectura, quien me facilitó ir por ejemplo a Italia (Hospital Bufalini en Cesena donde Andrea Ricci Maccarini me formó también y a quien pude ver en quirófano, así como a sus logopedas con quienes pude compartir e intercambiar información sobre el tipo de trabajo que hacíamos. A Franco Fussi en Ravenna, foniatra de famosos como Laura Pausini o Eros Ramazzotti…). Al Doctor Enrique Perelló jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital del Valle de Hebrón, con quien estuve también formándome. A Mª Teresa Amat (Presidenta de la Asociación de Implantados Cocleares de España AICE, con quien he tenido el gusto de compartir mesas redondas, dar cursos para la asociación y por supuesto formarme en el área). Raquel García Ezquerra una logopeda canariona que trabaja en el Hospital San Juan de Dios, que es especialista en los trastornos de Deglución y quien me ha formado y generado el interés por aprender a trabajar los trastornos de alimentación y deglución.

Podría escribir un libro con toda la gente que me ha ayudado la verdad.

U: ¿Cuál ha sido el reto más difícil al que te has enfrentado hasta ahora?

MAH: Han sido muchos retos. El primero comenzar a trabajar. Dar pasos grandes lanzándome con mi compañero de profesión José Mª Gómez Medina, a llevar a cabo las I Jornadas de Voz para Profesionales en 2007 con talleres prácticos y charlas aplicables a nuestro día a día, que es lo que todos buscamos. Traer a Tenerife a todos los especialistas a la vez fue increíble. Una labor durísima, noches sin dormir, siempre faltaba algo, o había cosas que mejorar,… pero he de decir que gracias a las chicas que trabajaban y trabajan algunas de ellas aún conmigo y a muchos de los que mencioné en el apartado anterior, fueron posibles estas jornadas.

Y otro paso importante fue el decidir continuar sola mi camino. Montar mi propia empresa sin tener que depender de nadie y siendo responsable de mí misma y de lo que ocurra en el trabajo diario con los pacientes. Actualmente cuento en mi equipo con 7 maravillosas profesionales. Algunas llevan más tiempo y otras menos, pero somos una pequeña gran familia que seguirá creciendo estoy segura.

U: Si volvieras a empezar, ¿cambiarías algo?

MAH: Ahora mismo digo que no, pero quizás me hubiera lanzado a estudiar fuera Logopedia y no esperar a que llegase aquí. Inicialmente no me fui por miedo a estar sola y a no conocer a nadie, aparte de por los medios, pero al conocer el ambiente estudiantil de Salamanca cuando estuve estudiando magisterio pensé: «Jo!!! Pues esto está guay!»

U: Bajo tu experiencia ¿qué recomendaciones le darías a un emprendedor?

MAH: Principalmente iniciativa, valor, innovar, humildad,… no quedarse a hacer lo que hacen todos, y muy especialmente tener los pies en la tierra. Con esto último me refiero a que hay que tener en cuenta que si somos un número más, no podemos pretender terminar la carrera con los únicos conocimientos que nos dan en la misma, y pretender salir al mercado laboral queriendo cobrar un sueldazo, trabajando con personas con trastornos, sin saber qué hacer, y tratarlos siguiendo los pasos de un manual. Desgraciadamente hay “profesionales” que lo hacen. Primero que se formen bien y que piensen en cómo pueden innovar. No correr, sino ir pasito a pasito siendo humilde.

U: ¿Qué papel crees que juega la tecnología en nuestra sociedad?

MAH: La tecnología es importantísima. Avanza rápidamente de tal manera que me quedo alucinada. Yo la verdad que soy una “tronca” para los temas tecnológicos, pero reconozco que son importantísimos en la sociedad y en mi trabajo. Gracias a las nuevas tecnologías por ejemplo, podemos crear Sistemas Alternativos o Aumentativos de Comunicación que den voz a aquellas personas que por distintos motivos (Parálisis Cerebral, Autismo, ICTUS…), no pueden comunicarse de manera oral.

U: ¿Qué aporta su empresa al tejido empresarial de Canarias?

MAH: Creo que es una empresa con personal formado y con gran experiencia en el ámbito de la Logopedia especialmente, cuyo objetivo es conseguir que los pacientes estén cómodos con el trato y el tratamiento, y que consigan los logros que les permita tener el alta lo antes posible. No pretendemos alargar los tratamientos, todo lo contrario. Mi filosofía es: “un paciente que sale rápido y contento, son dos nuevos que llegan. Si alargas un tratamiento no saldrá igual de contento aunque se alcancen los objetivos”. Somos una empresa en constante formación e innovando con las metodologías de intervención.

U: ¿Qué experiencias crees que te han ayudado más a crecer?

MAH: Yo creo que la propia vida. Vengo de una familia humilde donde he visto a mi madre tener que ir a limpiar casas para poder ayudarme en mis estudios y siempre me decía: “estudia para que el día de mañana no tengas que ir a limpiar ni depender de nadie para vivir”. Ese es el lema que mi madre me inculcó y que siempre he tenido presente. También el convivir con la discapacidad desde pequeña ya que tengo una hermana con Parálisis Cerebral que no tenía herramientas de comunicación. Recuerdo que de pequeña decía que quería ser médico para encontrar la cura para mi hermana. Con el tiempo y la realidad quise ser logopeda para poder dar “voz o comunicación” a mi hermana. Por ello, ella está por supuesto en mi centro recibiendo su tratamiento con una de las logopedas que trabaja conmigo, pero al principio empecé yo la intervención.

U: ¿Qué planes de futuro tienen planteados en su negocio?

MAH: Pues seguir creciendo. Actualmente tengo a varias personas formándose en mis centros, y mi intención es abrir en La Laguna un centro con sala de Psicomotricidad para poder contar dentro del equipo con esta rama. Es muy importante y sinceramente me falta fluidez en la coordinación con los psicomotricistas que trabajan con algunos de nuestros chicos en otros centros. O no tienen tiempo, o no responden directamente a tus cartas o llamadas para hablar sobre el paciente y coordinar el tratamiento. Pues como dice el dicho: “Si la montaña no va a Mahoma…”. A pesar de que la psicomotricista ya está trabajando en mi equipo, será posiblemente para final de año cuando contemos con la gran sala de Psicomotricidad donde se podrá trabajar no solo de forma individual sino también en grupo. Hay otras ideas en mente, pero prefiero esperar un poco para contarlas.

U: ¿Qué consejo darías como mujer emprendedora?

MAH: Pues como mujer, que no por ser mujer somos menos que nadie, que tenemos que tener la misma iniciativa. Que si nos lo proponemos podemos ser empresarias, trabajadoras de cualquier área, madres,… todo lo que queramos. La cuestión es dar el paso y tener iniciativa. No tener miedo a equivocarnos con un paso que demos, pues todos nos equivocamos y de donde más se aprende es de los errores. Yo por ejemplo aprendí a que, lo mejor que una puede hacer es montar su propia empresa, ser directora y ejercer como tal, sin otros socios con quienes a veces no compartes criterio y no es fácil congeniar. Eso a veces deteriora el trabajo aunque no quieras, pues el estado anímico afecta en nuestra profesión. Ánimo a todas las que quieran tener la iniciativa de emprender.

U: ¿Qué opinas sobre la integración de la mujer en el mundo laboral?

MAH: Pues después de todo lo que he mencionado… ¡Lo mejor del mundo! ¡Viva la integración de la mujer como persona igual que el hombre! Ser autosuficiente porque vives de lo que trabajas es lo mejor que te puede pasar, y si además tienes la gran suerte como yo, de ejercer la profesión que has elegido por vocación… Pues como dice un amigo: “OLE TU”.

Macarena es toda una mujer todoterreno, no solo en el ámbito profesional sino en lo personal, donde ha sabido compaginar su trabajo con multitud de actividades, como viajar o practicar varios deportes, incluso algunos de riesgo.

Si te gustaría ponerte en contacto con ella puedes hacerlo a través de su página web (enlace) o de su página en Facebook (enlace).

Ir arriba