El logo de SAPPO, el dispositivo de attec

Una entrevista con los creadores de SAPPO

Leyendo los periódicos hace no mucho nos encontramos con una noticia muy interesante sobre un grupo de jóvenes canarios que había creado un dispositivo cuya finalidad es ayudar en situaciones de emergencia, permitiendo conocer datos sanitarios del usuario: SAPPO. Llamaron por completo nuestra atención, y por tanto, quisimos conocerlos.

¡La entrevista!

U: ¿Qué es SAPPO? ¡Nos parece un nombre muy original!

E: Sí, muchas gracias. Curiosamente el nombre fue de las últimas cosas en aparecer y como buen nombre que se precie surgió en una de las comidas fuera de la oficina con ingenieros, tenemos un buen recuerdo de la misma.

SAFE PERSONAL POINT (SAPPO) por sus siglas en inglés, punto de información segura, trata de vincular los datos personales, principalmente sanitarios, que puedan en algún momento de emergencia (inconsciencia, imposibilidad para comunicarse por algún tipo de enfermedad previa o en niños simplemente) el personal de emergencia o primeros intervinientes puedan manejar información más útil y eficaz en todo momento (datos para filiación hospitalaria, alergias, patologías previas…).

U: ¿Quién puede utilizar este dispositivo?

E: Realmente y por desgracia nadie está exento de sufrir un accidente, por lo que es útil a cualquier persona, pero si es cierto que hemos identificado unos grupos de riesgo que se pueden beneficiar del dispositivo incluso a nivel preventivo y no solo en las emergencias, como pueden ser niños, mayores, alérgicos, mascotas… Un dispositivo muy útil y con una aplicabilidad que nos ha llegado a sorprender incluso a nosotros mismos, es por ello que además del formato en pulsera existen también en colgante, llavero y pegatina adhesiva.

U: ¿Cómo se os ocurrió? ¿Cuándo? ¡Toda buena historia tiene un inicio!

E: El hecho de que seamos un grupo tan variopinto hace que en una conversación rutinaria, un enfermero plantee un problema habitual en los diferentes servicios de urgencia: pacientes que al no poder comunicarse (por inconsciencia, accidente grave, deterioros del estado mental…) no se podían filiar en el hospital hasta la llegada de un familiar. Es un tiempo de oro que se pierde en caso de no estar correctamente identificado en todo momento. A raíz de comentar esto, es donde los ingenieros empezaron a plantear la tecnología NFC como un compañero del beneficiario (paciente) y gran amigo confidente del usuario (personal sanitario, cuerpos y fuerzas de seguridad, protección civil…).

U: A nivel técnico, ¿ha sido complejo su desarrollo?

E: Existían ya varias líneas avanzadas de investigación en cuanto a la tecnología NFC, utilidades, formatos y sobre todo, a nivel de software.  Por tanto, el desarrollo fundamental del sistema, a nivel técnico, ha sido el desarrollo de software. La tecnología NFC o los dispositivos no los hemos creado nosotros. Nuestra aportación ha sido desarrollar un software potente, adaptado y orientado al ámbito específico de emergencias y sanitario, apoyándonos en la tecnología NFC como punto de conexión entre usuario y nuestro software.

U: Y algo que nos preocupa a todos, el tema de la seguridad, ¿qué hace SAPPO con nuestros datos?

E: SAPPO es un escaparate, una ventana vital que muestra a través de la tecnología NFC los datos que previamente cada uno de nosotros ha considerado que podrían ser útiles en caso de sufrir alguna incidencia principalmente sanitaria. Los datos se quedan almacenados en el chip NFC, así que no existe un intercambio literal de información entre dispositivos. Es un carnet virtual de riesgos si lo queremos ver así.

Tenemos previsto el lanzamiento para el mes de julio de nuestra versión Premium. Se trata de un sistema online de almacenamiento de datos clínicos (informes médicos, análisis, electrocardiogramas, radiografías, etc…) de manera que podemos vincular nuestros dispositivos SAPPO, además de la información guardada «in situ» en dichos dispositivos, con un plataforma donde se abre un campo extendido de información sanitaria de importancia, al que se puede acceder con tan solo leer con un teléfono móvil cualquier dispositivo SAPPO. Evidentemente, a nivel de seguridad, antes estos casos, nos encontramos en niveles máximos de protección de datos. Por tanto, el acceso a esta información extendida privada no es de libre acceso. A nivel técnico, nuestros servidores cuentan con la máxima protección de datos. A nivel de usuario, para acceder a los datos Premium, el propio usuario con su contraseña deberá facilitar sus datos (por tanto, autorizando) al personal de emergencia y sanitario para que acceda a dichos datos, según especifica la Ley Orgánica de Protección de Datos.

La versión Premium imitará la carpeta física médica que todos guardamos en casa y que en ocasiones llevamos encima cuando acudimos a diferentes médicos (públicos o privados), estando siempre accesible en cualquier lugar o momento, protegida y actualizable. Además, podrá vincularse con los dispositivos SAPPO para acceder a ella de forma inmediata, tan solo, acercando un teléfono móvil, y por supuesto, autorizando el propio portador del dispositivo su acceso.

U: El dispositivo ya se encuentra en el mercado, ¿no? ¿Desde cuándo? ¿Qué impacto ha tenido?

E: Tímidamente desde febrero de 2016. Teniendo en cuenta que creamos la empresa en Noviembre de 2015 el impacto ha sido grande, no es fácil hoy en día lograr tan buena repercusión y crítica a nivel regional y nacional por igual, incluso el haber logrado algunos contratos a nivel internacional nos ha motivado a perfeccionar y adaptar aún más el proyecto a cada cliente.

U: Tiene que ser reconfortante desarrollar un dispositivo que pueda salvar vidas, ¿saben de algún caso concreto y curioso en el que SAPPO haya sido el protagonista?

E: SAPPO es un complemento perfecto para que los diferentes actores en una emergencia puedan optimizar esfuerzos en la cadena de supervivencia ante cualquier incidencia, no te salva literalmente la vida pero es una gran ayuda en caso de emergencia para ahorrar tiempo y centrar esfuerzos en el tratamiento más idóneo. Lo más reconfortante quizás sea poder extender el conocimiento de esta tecnología, los beneficios de su uso y el abaratamiento al máximo en el acceso al mismo.

U: SAPPO es uno de los productos de attec, ¿no? ¿Qué es attec? ¿Qué servicios ofrece?

E: SAPPO es nuestro primer producto, nos sorprende no solo su repercusión sino la rapidez con la que hemos montado el proyecto y la gran acogida que está teniendo.

ATTEC es la empresa que hemos creado para poder hacer realidad los distintos proyectos de un grupo de ingenieros motivados con su trabajo e ilusionados con poder hacerlo en un entorno óptimo sin tener que abandonar las islas para ello. Los servicios engloban desde el SAT para el mantenimiento de equipos de electromedicina,  a la I+D+i de la propia empresa, así como apoyo a la emprendeduría tecnológica de cualquier empresa que lo precise e incluso potenciando proyectos personales a nivel individual, estamos ansiosos de poder comenzar a presentar el resto de proyectos en cartera, que tampoco deja de crecer.

U: Nos gusta conocer la calidad humana detrás de los proyectos, ¿quién forma attec? ¿Es el mismo equipo que ha desarrollado SAPPO?

E: Nos encanta presumir de ser un grupo de amigos, un grupo multidisciplinar, en un mismo espacio y bajo una estructura horizontal, diseñadores gráficos, ingenieros informáticos e industriales, abogados, trabajadores sociales, psicólogos, médicos y enfermeros vamos dando oportunidades a los diversos proyectos que nos surgen muchas veces de las necesidades reales detectadas en nuestros puestos de trabajo habituales; evaluamos y rediseñamos entre todos hasta poder dar con la solución tecnológica viable más eficaz para empresa y usuario.

Constituimos la empresa 3 personas, en menos de un año hemos triplicado la plantilla, motivación e ilusión.

U: ¿Se consideran emprendedores?

E: Al parecer lo somos, es una etiqueta que nos colocan, la llevamos humildemente con mucho orgullo ya que aunque cueste creerlo, la empresa no se ha creado con fines comerciales sino para la investigación y el desarrollo de la sociedad en general, la mayor parte de nuestros beneficios cubren las nóminas de los distintos profesionales, en aumento mes a mes, proyecto a proyecto, mejoramos si se puede el laboratorio con nuevos materiales que amplíen nuestra capacidades y aún así, otro porcentaje fijo lo destinamos directamente a fines sociales.

U: En general, tanto a nivel profesional como personal, ¿han contando con algún apoyo para que la empresa o el producto vieran la luz?

E: Para llegar hasta aquí, sería injusto no recordar el capital privado canario que ha apostado por nosotros y que ha hecho posible crear una base sólida a nuestra idea. A partir de aquí hemos podido alojar nuestras oficinas en el ITC, y a través de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y la Red CIDE y su asesoramiento hemos podido avanzar en muchas líneas de financiación y subvenciones.

U: Bajo su experiencia, ¿qué recomendaciones le harían a un emprendedor?

E: Básicamente si ha llegado a serlo que no deje de confiar en su proyecto, que se deje asesorar por profesionales y lo más importante es que no pierda nunca la esencia que le motivó a emprender.

U: ¡No podemos irnos sin saber cómo podemos adquirir SAPPO!

E: Ya existen varios distribuidores a nivel regional, nacional e internacional. En nuestra página web: sappo.es, podrá adquirir nuestros dispositivos y descargarse gratuitamente nuestra aplicación. Además, a partir del mes de julio, podrá suscribirse a nuestra versión extendida de almacenamiento de datos (PREMIUM) y vincularla con nuestros dispositivos de forma fácil e intuitiva, por un precio de 10€/año. Si deseas adquirir los dispositivos físicamente, podrás comprarlos en cualquiera de nuestros puntos físicos de distribución que podrás comprobar en la sección tienda/distribuidores de nuestra página web.


SAPPO, un dispositivo pensado por y para el bienestar de las personas, que puede ayudar en muchos casos donde el tiempo es fundamental, y aunque ellos dicen que es un complemento, por qué no decirlo, podría salvar vidas.

Si quieres más información o adquirir uno visita su página web.

Ir arriba