Sistemas operativos: macOs, Linux, Windows

Windows, macOS o Linux: ¿cómo elegir sistema operativo?

El ordenador es ese dispositivo con el que, dependiendo de nuestra profesión, nos pasamos horas sentados a lo largo de la jornada. Por lo general, solemos ver más su pantalla que la cara de nuestros allegados. Además, en cierto modo puede condicionar nuestra productividad y eficiencia. Digamos que elegir nuestro equipo no es de esas decisiones que podamos tomar en cuestión de segundos. Debemos invertir tiempo en buscar la mejor opción para nosotros.

Pero adquirir un ordenador no es solo seleccionar el hardware, para que nos entendamos la parte física y tangible de este. Lleva asociada otra decisión más y es la de escoger qué sistema operativo queremos instalarle. Para aquellos que desconozcan exactamente a qué nos estamos refiriendo empecemos definiéndolo. El sistema operativo de un ordenador se puede decir que es el software más importante que este tiene. Es el encargado de gestionar y coordinar los recursos hardware y es responsable de que los programas y aplicaciones funcionen correctamente. Además, facilita la interacción entre el usuario y el ordenador. El primero de ellos surgió en los años 50 para un ordenador IBM 704. Desde entonces la evolución ha sido asombrosa llegando a los que hoy conocemos y usamos diariamente.

Existe un eterno debate sobre cuál es el mejor sistema operativo, pero en el fondo no existe una respuesta única y certera. La elección depende de diferentes factores: el tipo de usuario que seamos, el uso que le vayamos a dar, etc. A continuación, vamos a analizar los aspectos que creemos más relevantes considerar a la hora de seleccionar el sistema operativo de nuestro equipo. Basaremos la comparativa en los 3 sistemas más utilizados: Windows, macOS y Linux.

Según los datos de StatCounter de mayo de 2018 (enlace), representados en la siguiente gráfica, un 81,8% de los ordenadores de escritorio utilizan Windows, seguido por macOS que tiene una cuota de mercado de 13,36%, mientras que los usuarios de Linux suponen el 1,61%. En el último año macOS ha crecido ligeramente en detrimento de Windows y Linux se ha mantenido en un valor prácticamente igual.

 

 

Recursos hardware mínimos

Se detallan a continuación los requisitos mínimos para instalar cada uno de los sistemas operativos.

  • Windows: procesador de 1 GHz, RAM 1 GB para sistemas de 32 bits y 2 GB para sistemas de 64 bits, espacio en disco 16 GB para sistemas de 32 bits y 20 GB para sistemas de 64 bits para la versión de Windows 10.
  • macOS: procesador no se especifica, RAM 2 GB, espacio en disco 14,3 GB para la versión de macOS High Sierra.
  • Linux: por defecto es un sistema más ligero que permite su uso en equipos más antiguos y/o menos potentes. Los requisitos mínimos para instalar la última distribución de Ubuntu son: procesador 700MHz de 64 bits, RAM 1 GB, espacio en disco 10 GB.

Seguridad

  • Windows: se puede decir que la seguridad es uno de sus puntos débiles, a pesar de que en las últimas versiones han trabajado para mejorar este aspecto todavía queda camino por recorrer. Por otro lado, hay que reconocer que los ciberdelincuentes se centran casi exclusivamente en atacar este sistema operativo porque las probabilidades de éxito y la rentabilidad económica es mucho mayor al tener un número de usuario significativamente superior que el resto de sistemas.
  • macOS: se considera un sistema seguro, aunque no inmune. El hecho de no ser un objetivo prioritario para los atacantes impide que su seguridad se haya puesto realmente a prueba. Con el crecimiento de usuarios de macOS, en los últimos años se ha observado un aumento de los ataques recibidos y también ha incrementado la detección de vulnerabilidades del sistema.
  • Linux: es el sistema más robusto en términos de seguridad. Destaca la gestión de privilegios y permisos que realiza, restringiendo así el daño que un posible ataque puede llegar a hacer. Al ser un sistema de código abierto, su código está sometido a revisión por un mayor número de personas, reduciendo la posibilidad de tener agujeros de seguridad.

Estabilidad

  • Windows: debe funcionar en una gran variedad de equipos lo que en cierto modo compromete su estabilidad.
  • macOS: está diseñado para instalarse única y exclusivamente en los equipos de Apple lo que le proporciona una mayor estabilidad frente a sus rivales puesto que goza de mayor integración de todo el sistema.
  • Linux: tiene buena fama respecto a su estabilidad, aunque esta varía en función de la distribución que instalemos.

Compatibilidad

  • Windows: siendo el sistema más popular, prácticamente la totalidad del hardware y software existente está hecha para poder ser usado en Windows.
  • macOS: Apple siempre ha sido un sistema de naturaleza cerrada con poca disposición a ofrecer compatibilidad con hardware de terceros, aunque hoy la gran mayoría de accesorios de ordenador funcionan también en macOS. Respecto al software no existe tanta oferta como en Windows pero es posible encontrar casi cualquier programa. Destaca por las aplicaciones del sector audiovisual.
  • Linux: antiguamente era complicado encontrar drivers compatibles, pero hoy en día esto ha cambiado y la mayoría de los fabricantes dan soporte a Linux. Respecto al software existen muchas alternativas a los programas más populares de Windows, siendo la mayoría de ellos gratuitos. Si bien es cierto que se echan de menos ciertas soluciones más específicas, como programas empresariales y de ingeniería y muchos videojuegos.

Usabilidad

Aunque sobre gustos no hay nada escrito, por lo general, se suele destacar la apariencia y usabilidad de macOS. Se le considera el sistema más atractivo para el usuario. Por otro lado, Windows siempre se ha caracterizado por su sencillez y facilidad de uso. Sin embargo, siempre se ha dicho que Linux es el sistema más difícil de manejar, que tiene una curva de aprendizaje más pronunciada. Esto no es del todo cierto, además según la distribución que instalemos podremos trabajar en entornos muy similares al de sus competidores.

Actualizaciones

  • Windows: el año pasado Windows cambió su política de actualizaciones, ha prometido ofrecer actualizaciones importantes cada 6 meses. La última la lanzó el 30 de abril y hasta la fecha ha sido instalada en el 50% de los ordenadores.
  • macOS: Apple publica actualizaciones de su sistema cada año. En su última conferencia de desarrolladores anunció la versión 10.14 Mojave que se lanzará en octubre de este año.
  • Linux: cada distribución tiene su propia política de actualización. Si nos basamos en Ubuntu, lanzan una actualización Long Term Support (LTS) cada dos años y cada 6 meses liberan versiones de soporte no extendido.

Estas frecuencias hacen referencia a las grandes actualizaciones de los sistemas pero, independientemente de estas, regularmente se publican pequeñas actualizaciones destinadas a corregir errores y resolver, entre otros, vulnerabilidades de seguridad. De ahí la importancia de mantener nuestro sistema siempre actualizado.

Precio

  • Windows: la versión Windows 10 Home cuesta unos 145 €.
  • macOS: gratuito aunque es complicado de conseguir si no se posee un equipo Apple, comparativamente sus equipos son más caros.
  • Linux: gratuito y de código abierto.

Se ha hecho una comparativa de los diferentes elementos a tener en cuenta a la hora de elegir sistema operativo para nuestro ordenador. Ahora corresponde a cada usuario decidir el que mejor se adapta a sus circunstancias. Aunque hemos centrado este artículo en los 3 principales, no podemos olvidarnos que existen muchos otros. Además, este análisis se podría ampliar considerando también los sistemas operativos para servidores, smartphones, etc.

Ir arriba