Ada Lovelace

Ada Lovelace, la primera programadora de la historia

Rondaba el año 2005 cuando aprendí a programar, ni más ni menos que en Ada. Teniendo en cuenta la tendencia en los lenguajes de programación me preguntaba por qué en la Universidad me enseñaban Ada y no C, C++ o Java, cualquier otro que no fuera un lenguaje que no conocía absolutamente nadie de mi alrededor, exceptuando mis compañeros de clase, ¡claro!

Ada es un lenguaje de programación de propósito general, orientado a objetos. Se utiliza en sistemas empotrados de tiempo real porque detecta errores en tiempo de compilación, lo que facilita la creación de programas fiables. Está inspirado en Pascal y fue creado en 1983 por Jean Ichbiah, como encargo del Departamento de Defensa de EE.UU.

Ada, un nombre de mujer

El nombre del lenguaje es en honor a Augusta Ada Byron, más conocida como Ada Lovelace y quien se definía a sí misma como analista y metafísica. Esposa de William King, Conde de Lovelace y por ende, ella la Condesa de Lovelace.

Hija del poeta inglés Lord Byron. Fue su madre, debido a la mala relación con este, quien introdujo a Ada en las matemáticas y la lógica, para intentar alejarla del pensamiento subjetivo, la emoción y la poesía.

Viendo el gran potencial de Ada, en 1833, y con tan solo 17 años, una de sus tutoras le presentó a Charles Babbage, profesor de matemáticas de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y quien sentó los pilares de la computación. Sería el inicio de un gran tándem.

Charles Babbage quería desarrollar una máquina analítica de carácter general, un invento que podría ejecutar tareas y cálculos, lo que hoy en día sería un ordenador. La diseñó y construyó parcialmente debido a la falta de financiación, a los continuos cambios en el diseño y a la dificultad para encontrar materiales de calidad. Ada fue una defensora de este proyecto y una de las grandes promotoras del mismo.

En 1842, el matemático italiano Luigi Menabrea escribió y publicó “Sketch of the Analytical Engine Invented by Charles Babbage”, documento que Charles Babbage le encargaría a Ada a traducir. Menuda sorpresa se llevó cuando nueve meses después, no solo estaba traducido sino que lo había complementado con sus aportaciones y cuyo volumen superaba el propio documento. A estas anotaciones se las conocieron como “Notas” y Ada las firmó con sus iniciales por miedo a ser rechazada por el simple hecho de ser mujer.

Ada Lovelace es la primera persona de la historia en describir un lenguaje de programación, explicando conceptos como «bucle» o «subrutina». En sus notas desarrolló un algoritmo que permitía calcular los valores de los números de Bernoulli ¡con dos bucles!, describió cómo realizar operaciones trigonométricas que hacían uso de variables, y definió el uso de tarjetas perforadas para programar la propia máquina.

¡Un gran legado!

Ada murió joven, con 36 años, debido a un cáncer de útero y muy posiblemente a las prácticas médicas que se realizaban en aquella época. Como con tantas otras celebridades, el mundo se olvidó de ella, en este caso su miedo era cierto: por ser mujer, y además se creía que simplemente era la traductora y asistente de Charles Babbage.

Menos mal que el mundo pone a cada uno en su lugar y con el paso del tiempo se reconoció el trabajo de esta gran mujer, como la madre de la programación.

Ir arriba