El logo de Toggl

Aprende a usar Toggl, una herramienta para controlar tu tiempo

Hoy en día, el concepto de trabajador con empleo fijo en una única empresa ha quedado algo en desuso. Cada vez es más habitual personas que deciden establecerse por cuenta propia, que trabajan y facturan por proyectos.

Ya os comentábamos en una entrada reciente (enlace) la importancia de llevar a cabo una gestión eficaz de nuestro tiempo para mejorar nuestra productividad. En el caso de los freelancers esto es especialmente relevante ya que tiene un impacto directo en sus ingresos.

Existen diferentes herramientas y aplicaciones que nos permiten llevar a cabo un riguroso control de nuestro bien más preciado, el tiempo. Hoy les hablamos de Toggl, una de las más destacadas por su sencillez, por la posibilidad de usarla tanto online como offline y por la capacidad de crear equipos de trabajo con otros usuarios.

Controla el tiempo que dedicas a cada proyecto

Lo primero que debemos hacer para empezar a usar Toggl (enlace) es iniciar sesión, tenemos dos opciones: crear una cuenta nueva o acceder mediante nuestra cuenta de Google.

Una vez dentro, se recomienda acceder a nuestro perfil para configurar una serie de parámetros como, por ejemplo, la zona horaria o el formato de hora. De esta forma, nos aseguramos que nuestra experiencia de uso se ajuste a nuestras preferencias.

En la pestaña ‘Projects’ añadiremos los diferentes proyectos en los que estemos trabajando de una forma tan sencilla como pulsar en ‘Create Project’. Deberemos definir el nombre del proyecto, asociarlo a un cliente si procede, y por último seleccionaremos el color que asignaremos a ese proyecto.

En la pestaña ‘Timer’ será donde contabilizaremos el tiempo invertido en cada proyecto. En la parte inferior de la pantalla veremos el listado de tareas realizadas en los últimos días. Si queremos iniciar el temporizador simplemente deberemos añadir el nombre de la actividad, el proyecto al que pertenece y darle al botón ‘Go!’. El reloj empezará a contar el tiempo transcurrido hasta que finalicemos y pulsemos el ‘Stop’.

 

Existe la posibilidad de añadir tareas manualmente, si por despiste o por cualquier otro motivo no hemos contabilizado alguna, haciendo clic en ‘Add manually’. La forma de hacerlo es idéntica a cuando lo hacemos automáticamente, con la diferencia de que seremos nosotros los que indicaremos la duración.

Una de las principales ventajas de Toggl es la variedad y el nivel de detalle de los informes que incluye. Podemos acceder a ellos en la pestaña ‘Reports’, nos permite analizar nuestro trabajo tanto por días, semanas, meses como por proyectos. Para cambiar la referencia temporal desplegaremos la flecha de la esquina superior derecha. Nos ofrece gráficos que nos muestran visualmente en qué hemos invertido nuestro tiempo.

Toggl es una plataforma en la nube, podemos acceder a toda nuestra información ya sea vía web o desde cualquiera de sus aplicaciones móviles y de escritorio. Además se integra con multitud de aplicaciones de terceros como Google Drive, Trello, Github, entre otros, lo que aumenta su potencial.

Ofrece un plan gratuito con opciones limitadas y una serie de planes de pago en los que se añaden diferentes características. Especialmente interesante resulta la posibilidad de tarificar los tiempos.

No cabe duda que Toggl es una herramienta útil y sencilla que se adapta a las necesidades de los tiempos que vivimos, cuya demanda va en aumento.

Ir arriba