Mapamundi

¿Por qué está tan de moda el concepto de internacionalización?

Desde hace algunos años, las empresas españolas han tenido que afrontar dificultades a la hora de poder invertir ya que el alcance a financiación externa ha sido reducido en grandes términos. Es por ello, que afrontar nuevos retos como la búsqueda de financiación o socios en el exterior ha aportado un poco de luz y cada vez son más las empresas que apuestan por dar el salto hacia la internacionalización.

Existen diferentes formas de internacionalizar una empresa. Se puede realizar la búsqueda de socios comerciales cuya función sea exclusivamente vender los productos o servicios en el país destino. Otra opción es establecer acuerdos de desarrollo de nuevas líneas de negocio o ampliación de las existentes. También se puede vender el valor de una empresa a otra extranjera y que sea ésta la que gestiona todas las etapas del proceso o actuar como empresa unitaria e invertir en darse a conocer más allá de las propias fronteras. En definitiva, son múltiples las formas de salir al mercado exterior.

¿Es por tanto, la internacionalización la solución a todos los problemas?

No todas las empresas pueden llevar a cabo un proceso de internacionalización. Depende de muchos factores por lo que es fundamental analizar las características específicas de cada una y estudiar bien a fondo el mercado de destino. No se trata de una solución para todas las empresas independientemente de lo dispares que éstas puedan ser. Sin embargo, sí es una opción a considerar en la vida de una empresa, aunque la respuesta que se obtenga sea un: “No vamos a internacionalizar”. Merece la pena conocer este concepto y tenerlo en la lista de opciones a corto, medio o largo plazo.

Hasta el 2012, las empresas españolas habían generado en el exterior una cifra de negocios de 189.709 millones de euros siendo los principales países de destino Brasil, Reino Unido y Estados Unidos. Los sectores empresariales que tienen una mayor tendencia a internacionalizarse son los de Información y Comunicación e Industria Manufacturera. Estos datos refutan la idea de que los casos de éxitos dependen de las características de las empresas.

Es por ello, que cada vez son más las instituciones que orientan y ofrecen formación en esta área con el objetivo de ayudar a las empresas a conocer si se trata de una opción viable o no. Es lógico que sea un concepto de moda porque está suponiendo la solución para muchas empresas pero no debemos nunca olvidar que cada empresa es un mundo y por tanto, cada caso debe ser estudiado en detalle.

Ir arriba